Todos nos esforzamos por tener una piel sana, radiante y de aspecto más joven (o al menos lo deseamos). La piel feliz es un reflejo de una mente sana y un cuerpo sano. Con el fin de lograr esto, a veces queremos lograrlo únicamente utilizando productos cosméticos, pero lamentablemente, no sólo con esto es posible lograr los resultados esperados. Para que los resultados de cremas, sueros, exfoliantes, y todo tipo de productos duren permanentemente, necesitamos que la piel esté sana desde su interior. ¿Cómo lo podemos lograr? Aquí te enlistamos unos tips muy sencillos que no son ningún secreto pero si son muy importantes para lucir una piel joven y sana:

 

PROTECTOR SOLAR DIARIO

Aplicarlo diariamente por la mañana (y de preferencia también de cada 3-4 horas) para protegerte de los rayos UVA y UVB que pueden causar daños como cáncer, quemaduras, manchas y envejecimiento prematuro. Por lo menos usa SPF 15, con el paso del tiempo el cutis luce más saludable.

 

DIETA NUTRITIVA, RICA EN ANTIOXIDANTES

Esto es esencial para tener una piel linda. Tu dieta debería incluir: frutas, verduras, carnes blancas (en vez de rojas) y alimentos ricos en antioxidantes (bayas, brócoli, té verde, tomates, uvas, zanahorias) que te permitirán tener una piel más joven. Evita comer muchos azúcares ya que pueden descomponer el colágeno que causa flacidez con el tiempo, en su lugar puedes comer frutos secos o un trozo de chocolate amargo.

 

HACER EJERCICIO PARA LIBERAR TOXINAS

No sólo es por salud, también ayuda a tener una piel bonita. Ejercitarse regularmente nutre la piel con oxígeno y al sudar se eliminan toxinas. Además, no sólo te da una piel bonita, sino que te ayuda a liberar estrés y mantenerte de buen ánimo.

 

BEBER AGUA

Es importante mantenernos hidratados ya que nuestro cuerpo está formado del 65% de agua y la deshidratación no ayuda al estado de nuestra piel. Alrededor de 8-10 vasos es lo normal para un día.

 

DORMIR LO SUFICIENTE

 

Super importante. La piel se regenera mientras dormimos, si no duermes lo suficiente (alrededor de 7-8 horas diarias) tu piel puede verse pálida y hacerte ver de más edad de lo que eres. Si no descansas, tu cutis lo resiente.

 

LIMPIAR LA PIEL

Lava tu cara en la mañana y en las noche, especialmente en la noche después de haber estado expuestos a todo tipo de contaminantes. Nunca te maquilles sin una previa limpieza, y sobre todo no te acuestes sin haberte desmaquillado. De no hacerlo impedimos la correcta oxigenación y regeneración de la dermis.

 

HIDRATAR LA PIEL

Los hidratantes restablecen los niveles de agua en tu piel y aportan luminosidad y protección a la piel de agresiones externas. Ayudan a mejorar la estructura celular interna de la piel y su salud; algunos también brindan protección solar, tienen propiedades antiarrugas, etc.

 

EXFOLIAR LA PIEL

Exfóliate 1-2 veces por semana para eliminar células muertas, lo que ayuda a acelerar el proceso natural de la piel y la renovación de colágeno. Verás tu piel con más brillo.

 

EVITAR MALOS HÁBITOS COMO FUMAR

Los malos hábitos como fumar o tomar alcohol en exceso, no ayudan para nada el estado de la piel, al contrario la hacen ver más seca y sin brillo, además de que la envejecen más rápidamente ya que destruyen la elastina y el colágeno.

 

EVITAR TOCARSE MUCHO LA CARA

Al simplemente apoyar la cara en la mano o tocarse brotes o manchas constantemente, se transfieren bacterias a la cara, lo que puede desencadenar nuevos brotes, aumentar el acné o causar cicatrices.

 

Así que ya sabes, no es cosa de edad, sino de cuidarse si quieres lucir una piel joven y sana. ¿Tienes otros tips?