Conocida como Botón de Oro o simplemente como Caléndula, las efectivas propiedades antibióticas de esta bella flor, la convierten en uno de nuestros mejores aliados en lo que a belleza y salud se refiere. Su ancestral uso como remedio natural ante problemas de inflamación, infección y cicatrización de heridas, ha evolucionado durante los últimos años, hasta convertirse en el ingrediente estrella de varios productos para el cuidado de la piel. Pero, ¿cuáles son los verdaderos beneficios de esta flor? Nosotros te los contamos.

 

1. Cicatrizante.

Debido a sus propiedades hidratantes, la caléndula promueve el aumento de colágeno y estimula la cicatrización de la piel lesionada. Por lo que es muy común encontrarla en cremas, lociones, aceites y otros productos que combaten la resequedad y las molestias derivadas por quemaduras o acné.

 

 

2. Antiinflamatorio.

La caléndula es un excelente remedio antiinflamatorio natural, sobre todo para tratar llagas en la boca, faringitis o gingivitis. Sin embargo, en algunas nuevas presentaciones funciona directamente sobre la piel para relajar cualquier hinchazón. Normalmente se aplica como aceite con extractos florales para relajar y aliviar los rojeces típicos de la pos-depilación y las exfoliaciones.

 

aceitito de caléndula gotas

 

3. Antibacterial.

Conocida por ser uno de los remedios caseros más antiguos para combatir los hongos, el extracto de caléndula es utilizado contra diversos organismos que ponen en riesgo nuestra salud, como el común pie de atleta.

 

 

4. Relajante.

La caléndula combate los síntomas de los ojos rojos y/o cansados debido al uso de diversas pantallas, como la televisión o la computadora, y su vez, permite combatir la conjuntivitis e inflamaciones oculares, gracias a sus propiedades antibacteriales.

 

 

Ahora que conoces todos los beneficios de la caléndula, integra a tu rutina de limpieza productos naturales que incluyan como principal activo esta flor y comienza a ver excelentes resultados en tu piel.