Uno de los productos al que a veces no le ponemos mucha atención en nuestra rutina es al aceite facial. Nuestro cuerpo produce aceite de forma natural, pero a medida que envejecemos esa producción disminuye significativamente. La piel necesita aceite para mantener un equilibrio saludable, de lo contrario, se seca demasiado, lo que puede causar brotes, líneas finas y arrugas. El uso de un aceite facial ayuda a mantener la humedad en la piel mientras la protege del daño ambiental.

 

Además, es ideal para todo tipo de piel, no importa si tienes piel mixta, grasa o con tendencia al acné.

 

Aquí te mostramos 4 aceites faciales naturales y mexicanos para que puedas agregar a tu rutina de cuidado facial.

 

1. RŌGMA - Moisture Support

 

Este aceite es un hidratante diario para pieles maduras, pieles comprometidas con tratamientos médicos invasivos, cicatrices y piel envejecida. Ayuda a incrementar la producción de colágeno y elastina, al mismo tiempo que hidrata profundamente el rostro.

 

 

Conoce más de este aceite aquí

 

2. Extraherbos - Aceite Facial de Moringa

 

Este aceite previene el daño causado por los radicales libres y contrarresta los signos de envejecimiento, también puede usarse como antifrizz y reestructurante en el cabello, desmaquillante, contorno de ojos y primer antes del maquillaje.

 

 

Conoce más de este aceite aquí

 

3. Raw Apothecary - Elixir

 

Este elixir ayuda a disminuir las líneas de expresión y arrugas ayudando a fortalecer las paredes celulares devolviéndole la elasticidad a la piel, disminuye manchas y cicatrices regenerando y unificando el tono de la piel, hidrata a profundidad la piel seca y mejora la circulación previniendo la ruptura de los vasos sanguíneos.

 

 

Conoce más de este aceite aquí

 

4. Tutare - Aceite Facial Renovador

 

Este aceite ayuda a combatir las arrugas y calmar la piel seca e irritada, acelera la cicatrización de heridas y el crecimiento de una piel sana. La alta actividad antioxidante estimula la renovación celular, dejando la piel fresca y nueva. Este aceite reduce el enrojecimiento y la hiperpigmentación además de hidratar intensamente la piel.

 

 

Conoce más de este aceite aquí

 

Es importante tener en cuenta que tanto la crema hidratante como el aceite facial son igualmente importantes cuando se trata de mantener una piel sana e hidratada. La piel necesita 70% de agua y 30% de aceite para mantener su equilibrio. Un aceite ayuda a la piel a retener el agua que se le pone, y el humectante actúa como protector contra los radicales libres, el sol y las toxinas ambientales.