No podemos negarlo, el tiempo pasa y nuestro cuerpo cambia. Nuestra salud diaria es algo así como el clima, tenemos días buenos y soleados y otros con tormentas. Existen factores que afectan nuestra salud que están fuera de nuestro control, como la genética, pero hay otros factores como los hábitos que tenemos día a día, que sí podemos controlar.

 

Aquí te dejamos 6 hábitos que debes tener antes de cumplir 25, aunque también son buenos para personas de todas las edades, por supuesto, pero cuanto antes los cumplasmás rápido podrás cosechar los beneficios de una vida saludable.

 

1. Mantén una alimentación saludable

 

Sabemos que este punto no es tan fácil como suena y más cuando trabajas, estudias y tienes compromisos familiares o con amigos. Es muy tentador comer en un restaurant de comida “rápida” o pedir algo para llevar en la hora de la cena, ya que lo último que quieres es cocinar.

 

La causa más común del aumento de peso es comer más de lo que el cuerpo necesita, la ingesta excesiva de azúcares, grasas y harinas, progresivamente llevan al sobrepeso y luego a la obesidad. De acuerdo a la Federación Mexicana de Diabetes, el 64% de hombres y 65% de mujeres adultas en México cuentan con sobrepeso.

 

Una dieta con poco consumo de grasas saturadas, azúcar y sal, y mayor consumo de hortalizas y frutas ayudarán a que tu cuerpo esté más sano y como un adicional, te ayudará a bajar de peso. La OMS (Organización Mundial de la Salud) menciona que la nutrición es la ingesta de alimentos en relación a las necesidades dietéticas del organismo, por lo que una mala nutrición puede generar problemas en el sistema inmune, aumentar la vulnerabilidad a las enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, entre otras cosas.

 

 

2. Haz ejercicio diariamente

 

Es absolutamente esencial reservar tiempo para hacer ejercicio diariamente. Incluso los líderes empresariales más exitosos del mundo, como Oprah Winfrey, Sheryl Sandberg y Bill Gates, hacen de la actividad física una prioridad diaria.

 

Un estudio del Instiuto Nacional del Cáncer (INC) en Estados Unidos, descubrió que con pequeñas cantidades de ejercicio diario se puede extender la esperanza de vida hasta 4.5 años. La idea principal es evitar la inactividad la cual puede ser un problema muy común para aquellos que tienen trabajos de escritorio.

 

“Se ha demostrado que la actividad física ayuda a mantener un peso corporal saludable, mantener huesos, músculos y articulaciones sanas, promover el bienestar psicológico y reducir el riesgo de ciertas enfermedades, incluidos algunos tipos de cáncer", de acuerdo al INC.

 

Lo más importante es encontrar algo que te guste hacer y que te mantengan en movimiento. La actividad física regular te ayudará, entre otras cosas, con el exceso de peso, enfermedades cardíacas, diabetes, estrés y depresión.

 

 

3. Limita tu consumo de alcohol

 

La ingesta de alcohol en grandes cantidades provoca un envejecimiento prematuro de la piel, causando adelgazamiento de la misma y aumento de la red de vasos sanguíneos en el rostro, sobre todo en las mejillas. Además, debido a los efectos del alcohol a nivel hormonal, puede aparecer acné.

 

De igual forma en la piel madura existe repercusiones, para metabolizar el alcohol se requieren altas cantidades de agua que provoca una deshidratación intensa de la piel, es decir se intensifican las arrugas ya existentes y eccemas por la resequedad.

 

 

4. No fumar

 

Han pasado muchos años desde que la industria del tabaco comenzó a perder el apoyo de la gente, esto debido a que cada vez es más normal ver en las cajetillas las advertencias sobre los peligros secundarios que el fumar regularmente te pueden causar. Eso no significa que será fácil dejar este hábito, pero tu cuerpo te lo agradecerá a la larga.

 

 

5. Protege tu piel

 

Al pasar el tiempo nuestra piel empieza a envejecer, nadie puede escapar del daño oxidativo natural y ambiental que conduce a la ruptura de la estructura de nuestra piel. Sin embargo, las arrugas y la piel flácida pueden retrasarse con hábitos saludables, una dieta equilibrada y una rutina que se enfoque en limpiar, hidratar y proteger tu piel.

 

 

6. Ama tu cuerpo

 

Tu cuerpo hace mucho por ti, incluso si no estás feliz con cada aspecto de él. Aprende a apreciarlo y serás mucho más feliz y al mismo tiempo querrás mantenerlo saludable.

 

 

 

Tú, ¿qué hábitos tienes en tu día a día?