Hace algunos años, cuando no era muy común seguir una rutina de cuidado facial, se creía que solo con utilizar agua y jabón (sin importar qué jabón) era suficiente. Conforme pasó el tiempo nos fuimos dando cuenta que nuestro combo habitual de agua y jabón no era suficiente si queríamos quitar toda la suciedad que se iba acumulando en nuestro rostro durante el día. Así es como se descubrió que nuestra piel necesitaba una "doble limpieza", y nuestra rutina nunca volvió a ser la misma de antes.

 

¿Qué es la doble limpieza?

 

La doble limpieza es una técnica para limpiar el rostro (como su nombre lo dice) dos veces, es decir, primero aplicas un limpiador a base de aceite y después un limpiador a base de agua. Esto ayuda a eliminar las impurezas más difíciles, que obstruyen los poros y causan acné, y que pueden permanecer en la piel incluso después de lavarte el rostro con un solo limpiador.

 

 

¿Cómo realizar la doble limpieza?

 

Se hace usando dos limpiadores dentro de tu rutina, uno a base de aceite y otro a base de agua. Además para una limpieza más profunda se pueden utilizar herramientas de limpieza facial como el cepillo electrónico facial LUNA 3 de Foreo

 

Aquí te dejamos los pasos a seguir para una doble limpieza en tu rutina:

 

PASO 1 DE LA DOBLE LIMPIEZA

 

Inicia aplicando un limpiador a base de aceite o crema masajeando con suaves movimientos circulares, incluso alrededor de los ojos, durante 30 a 45 segundos. Este paso es ideal sobre todo para remover grasa y maquillaje. Enjuaga el limpiador con agua tibia.

 

Puedes explorar opciones de limpiadores a base de aceite o en crema en nuestra sección de limpiadores y ver lo que otras biutesters opinan.

 

 

PASO 2 DE LA DOBLE LIMPIEZA

 

Para el segundo paso usa un limpiador facial a base de agua (uno que haga espuma) para eliminar las células muertas y restos de contaminación que puedas tener.

 

Para este paso una opción es utilizar el Micro-Foam Cleanser de Foreo el cual puedes aplicar sobre tu rostro utilizando las yemas de los dedos y masajear durante 1 minuto con el cepillo facial LUNA 3 para una limpieza más profunda. Finalmente, retira con agua tibia y seca tu rostro con una toalla limpia y de manera suave.

 

Una vez realizados los dos pasos de la doble limpieza, continúa con tu rutina facial de manera normal. Puedes leer más sobre como realizar rutinas básicas de cuidado facial en el día y noche utilizando el cepillo eléctrico facial LUNA 3 de Foreo en el siguiente artículo.

 

- Limpieza con Cepillo facial LUNA 3

 

¿Qué beneficios tiene la doble limpieza?

 

  • El primer limpiador quitará el maquillaje, eliminará la suciedad y el exceso de grasa y limpiará tu piel.
  • El segundo limpiador eliminará cualquier rastro de aceite del paso anterior y abordará cualquier preocupación o necesidad que tengas en tu piel. Debe tener ingredientes que hidraten, suavicen y nutran tu piel. Lo ideal es acompañarlo con un cepillo facial eléctrico como LUNA 3 de Foreo si quieres tener una limpieza más profunda.

 

Como sugerencia, puedes hacer la doble limpieza por la noche cuando tu piel cuenta con más suciedad como el maquillaje, protector solar, contaminación, polvo, etc, esto para asegurarnos de no alterar el equilibrio natural de aceites en tu piel.

 

Si quieres conocer más sobre las características y modo de uso del cepillo eléctrico facial LUNA 3 de FOREO ingresa aquí.