El estrés de la vida moderna, ansiedad recurrente, estar constantemente bombardeados con imágenes y publicaciones en las redes sociales que hacen sentirnos que necesitamos alcanzar la perfección (lo cual es inalcanzable), son factores que ya se han vuelto parte del día a día de muchas personas.

 

 

Es un hecho que la pandemia ha influido aún más en estos sentimientos de ansiedad, pero ahora más que nunca simplemente necesitamos encontrar formas de relajarnos y darnos un momento de autocuidado y amor propio.

 

Cómo la belleza se ha convertido en un catalizador de nuestra salud mental

 

El autocuidado es la práctica de tomar medidas para preservar o mejorar la propia salud, y esto también incluye la salud mental. Especialmente ahora que las personas han relacionado el cuidado personal con el uso de una mascarilla facial, bañarse o experimentar con el maquillaje. No es solo por motivos de vanidad; más bien, dedicar nuestros esfuerzos a una rutina de belleza establecida se ha convertido en nuestra propia forma de cuidado personal.

 

Por un lado, puede brindarle a las personas la calma que tanto necesitan. Por ejemplo, los hábitos regulares pueden ser un gran mecanismo para reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, además de que pueden aumentar el autoestima.

 

Algunas personas que experimentan depresión pueden sentirse cansadas y desmotivadas para realizar sus actividades habituales, pero al maquillarse o participar en una rutina de cuidado de la piel, pueden sentirse restaurados y mejorar de manera general.

 

Es por esto que aquí te dejamos 4 razones por las que mantener una rutina de cuidado de la piel es bueno para nuestra salud mental

 

1. Una rutina de cuidado de la piel proporciona estabilidad en tu día que beneficia tu salud mental

 

Una de las cosas más importantes que estamos experimentando en este momento es la transición de estar en casa a salir de ella. Lo que sucede durante ese cambio es que pierdes la estructura y la rutina de tu día. Esas rutinas incluyen hábitos alimenticios saludables, ejercicio, llevar un diario y el cuidado de la piel. Esas rutinas son fundamentales para tu salud en general, tanto en el cuerpo como en la mente. En un estudio publicado en junio de 2018, investigadores encontraron que las personas que tienen rutinas menos constantes durante las partes activas de su día tienen más probabilidades de sufrir trastornos depresivos y bipolares importantes, problemas del estado de ánimo, soledad y menos felicidad.

 

 

Estas rutinas se sienten bien y actúan como una fuerza reconfortante en tu día a día, sirviendo como un punto de estabilidad en tu semana. A pequeña escala, incluso puedes sentir que has logrado algo.

 

2. Concéntrarte en hacer algo bueno para ti misma ayuda a eliminar pensamiento menos saludables.

 

Es posible que descubras que ciertos momentos del día pueden desencadenar pensamientos intrusivos, pero puedes romper los pensamientos negativos con el cuidado personal. Las personas que experimentan ansiedad y depresión a menudo informan que su condición se agrava entre 30 minutos y una hora antes de acostarse. Aquí es cuando tienen más tiempo libre, lo que aumenta la preocupación de mucha gente.

 

Por lo tanto, cuando estás involucrada en una actividad, incluyendo limpiar, cuidar e hidratar tu rostro puedes salir de tu cabeza y concentrarte en lo que estás haciendo. (Esto se aplica a cualquier actividad que te mantenga ocupada, como trabajar en un nuevo proyecto, preparar la cena o pasear a tu perrito).

 

El acto de cuidar tu piel también brinda una oportunidad para la atención plena. La atención plena es cuando te concentras en las sensaciones que estás experimentando en el momento presente sin emitir juicios (la sensación relajante del agua tibia, por ejemplo). Se ha demostrado que esta práctica amortigua la depresión y la ansiedad al detener la preocupación, ya que al participar en esta actividad durante unos minutos, puedes ayudar a tu cerebro a desengancharse de los patrones de pensamiento menos saludables.

 

3. Consentir a tu piel, desencadena sustancias químicas en tu cerebro que mejoran tu estado de ánimo

 

Crea una rutina que te haga sentir bien y que incluya productos que disfrutes usar. La experiencia de tener una rutina facial en casa es ciertamente reconfortante, pero también puedes obtener mucha satisfacción con solo planearla. La anticipación de eventos felices libera neurotransmisores en el cerebro para sentirse bien. También se ha demostrado que esperar eventos positivos activa una determinada área de la corteza prefrontal, una región del cerebro asociada con una sensación de bienestar.

 

 

4. Cuidar de tu piel es un acto de bondad que transmite un mensaje poderoso

 

En este momento, el mundo es un lugar estresante. Por lo tanto, puede ser muy tentador ver la televisión hasta altas horas de la noche y luego irte a dormir sin siquiera limpiar tu cara con agua; simplemente estás demasiado cansada. Pero, ¿qué pasa si, en cambio, te enfocas en cuidarte de esta forma (por más pequeña que parezca)? Al dedicar cinco minutos adicionales a tratar tu piel, estás enviandote un mensaje: LO VALGO.

 

Por qué el cuidado personal, incluso cuando se trata de nuestra piel, es muy importante ahora. Hay numerosas formas de practicarlo, pero centrar tus esfuerzos en mejorar la salud de tu piel también vale la pena para tu salud mental y emocional, y eso es fundamental en estas épocas. Cuéntanos ¿cómo te sientes al hacer tu rutina de skincare?