Cuando escuchas la palabra “aceite” y “piel” en una misma oración lo primero que nos puede cruzar por la mente es una piel grasosa y brillosa. Pero en realidad utilizar aceites en una rutina de skincare puede ser la clave para tener una piel saludable. En este artículo te contamos por qué es buena idea incorporar estos productos en tu rutina de cuidado facial.

 

¿Qué es un aceite facial?

 

En pocas palabras, los aceites faciales son una de las muchas soluciones para el cuidado de la piel que existen. Están especialmente diseñados para trabajar con sus aceites naturales y ayudan a la piel a mantener su equilibrio.

 

Nuestra piel produce naturalmente aceites y lípidos, que ayudan a prevenir la pérdida de agua de nuestra piel y la mantienen hidratada. Los aceites faciales son sustancias que ayudan a complementar nuestros aceites naturales. Pueden tener muchos beneficios potenciales, pero su propósito general es darle una barrera extra de protección a la piel.

 

Si piensas en la piel como una pared de ladrillos, las células de la piel son los ladrillos, y los aceites y los lípidos son el "cemento" que mantiene los ladrillos juntos en su lugar y evita que cualquier cosa se filtre. Los aceites faciales se consideran un tipo de emoliente, lo que significa que ayudan a fortalecer la capa externa de la piel (el estrato córneo), al suavizarla y sellarla, evitando la pérdida de agua.

 

Si bien son muy conocidos por sus propiedades hidratantes, los aceites faciales también pueden ayudar en nuestra rutina antienvejecimiento y proporcionar propiedades antibacterianas y curativas.

 

¿En qué orden de nuestra rutina de skincare los encontramos?

 

Vamos a la parte más difícil, sabemos que existen productos como sueros, hidratantes y aceites que ¡OMG!😱. Con tantos productos para el cuidado de la piel disponibles, descubrir en qué orden aplicarlos puede ser complicado. Pero no te preocupes, aquí te contamos 😀

 

Un buen tip cuando apliquemos nuestros productos de skincare es siempre ir del más ligero al más pesado. Así que primero aplica los productos más ligeros, como sueros y aceites, y avance hasta los productos más pesados, como hidratantes y protectores solares.

 

Los aceites faciales se pueden utilizar para realizar múltiples tareas con los productos de cuidado de la piel que ya tengas. Por ejemplo, puedes agregar unas gotas a tu hidratante facial o suero para lograr propiedades aditivas. Los aceites faciales también se pueden aplicar después del suero para permitir que los efectos del tratamiento del suero se 'bloqueen' en la piel.

 

Los aceites faciales se pueden aplicar por la mañana o por la noche, o incluso se pueden usar como tratamiento localizado para abordar problemas de la piel como manchas y resequedad.

 

¿Qué ingredientes buscar en tu aceite dependiendo de tu tipo de piel?

 

Al igual que con cualquier producto para el cuidado de la piel, los aceites faciales deben incorporarse con precaución en una rutina de skincare, esto para ver cómo responde la piel.

 

Los aceites faciales pueden ser una buena adición para cualquier tipo de piel, siempre y cuando se haga con moderación y considerar las necesidades del tipo de piel donde se aplique.

 

Piel grasa propensa al acné

 

Hay algunos aceites faciales que pueden ayudar a que su piel produzca menos sebo que obstruya los poros. Estos aceites faciales contienen ingredientes que pueden matar las bacterias que causan el acné y ayudan a eliminar las células muertas de la pie.

 

Ingredientes que debes buscar: jojoba, aloe vera, árbol de té, escualano o el marula.

 

Marula de Casa Selva Botanicals

- Marula de Casa Selva Botanicals

 

Piel seca

 

Para la piel ultra seca, lo que puedes hacer es masajear con un aceite facial y después usar una crema humectante. Puedes optar por un humectante con ácido hialurónico junto con un aceite facial ya que el ácido hialurónico rellena la piel y repone cualquier pérdida de humedad.

 

Ingredientes que debes buscar: rosa mosqueta, oliva, girasol, argán, coco, escualano

 

Super booster de For all Folks

- Super booster de For all Folks

 

Piel sensible

 

Si tienes piel sensible, es mejor que pruebes el aceite en un área de tu cuerpo como por ejemplo la parte interna del codo, aplica una o dos gotitas y espera a ver si te causa alguna reacción. Si han pasado unos días y tu piel reaccionado bien , entonces puedes probarlo en todo el rostro.

 

Ingredientes que debes buscar: manzanilla y lavanda

 

Mezcla NAE caléndula-manzanilla

- Mezcla NAE caléndula-manzanilla

 

Piel mixta

 

Las personas con piel mixta o normal, pueden comenzar con aceites que contengan ácidos grasos y antioxidantes para ayudar a sellar la piel y protegerla contra los efectos dañinos de la contaminación.

 

Ingredientes que debes buscar: marula, jojoba, semilla de uva, semilla de zanahoria

 

Oleo Hidratante/elixir facial Raíces co

- Oleo Hidratante/elixir facial Raíces co

 

Biutip: Estos aceites pueden ser aliados para tu maquillaje ya que los puedes utilizar como primer antes de aplicar tu maquillaje.

 

Ahora que ya conoces más de estos productos y sus beneficios al usarlo en tu rutina de cuidado faciañ, cuéntanos, ¿ya los has probado?