En el mundo del cuidado de la piel, se habla mucho sobre el orden de aplicación de productos, que como ya sabemos, deben aplicarse de la fórmula más ligera a la más espesa. Pero ¿te ha pasado que aplicas un producto y tienes que frotar varias veces para que se absorba en la piel? Esto es porque el tamaño de las porciones que se deben usar para el cuidado de la piel pueden variar de un producto a otro debido a su textura.

 

Además, los productos de skincare tienen diferentes concentraciones de ingredientes activos. Si bien muchas de nosotras haremos todo lo posible para mantener nuestra piel libre de acné, hiperpigmentación o cualquier otro problema, es importante tener cuidado con la cantidad de producto que se utiliza para evitar irritar la barrera natural de la piel. En pocas palabras: usar demasiado producto no solo puede ser ineficaz y un desperdicio, sino que también puede causar irritación de la piel, enrojecimiento y residuos aceitosos.

 

¿Cómo saber que estás utilizando demasiado producto?

 

Una señal de que estás usando demasiado producto es la forma en la que está reaccionando tu piel, por ejemplo, si estás experimentando piel seca, roja, irregular y sensible. Ciertos aceites espesos pueden ser demasiado oclusivos y pueden provocar la obstrucción de los poros en caso de aplicar demasiada cantidad.

 

De igual forma, si pasas demasiado tiempo esperando que el producto se absorba, podría ser una cuestión de cantidad. Muchos productos solo requieren una cantidad del tamaño de un chícharo o una perla para todo el rostro, por lo que es importante recordar que “menos es más”.

 

Pero entonces ¿Cuánto producto debes utilizar?

 

Limpiador

 

La cantidad de limpiador a usar variará según la formulación y la cantidad de maquillaje que uses. En general, una cantidad del tamaño de una avellana es suficiente. Ahora bien, si estás usando un limpiador en espuma, con 1 solo apretón al producto debería ser suficiente. Si eres de las que prefieren un maquillaje más pesado, es mejor realizar una doble limpieza con agua micelar y un shampoo facial para eliminar todo rastro de maquillaje.

 

Exfoliante

 

La cantidad de exfoliante químico (AHA o BHA) que debes utilizar debe ser el equivalente a una nuez. Pero si prefieres la sensación de un exfoliante físico, utiliza la misma cantidad pero opta por productos con las partículas más pequeñas y aplica una presión suave al masajear.

 

Tónico

 

Además de refrescar nuestra piel y equilibrar nuestro pH, los tónicos también pueden eliminar la suciedad y maquillaje restante. ​​Cuando se trata de tónico, el método de aplicación se basa en las preferencias, mientras que algunos prefieren rociarlo directamente en el rostro, otros prefieren usar un algodón. Si prefieres rociar, se recomienda dar dos o tres rociadas. Pero si prefieres utilizar un pad de algodón se recomienda dar hasta 6 rociadas, ya que el pad esté húmedo.

 

Suero

 

Los sueros contienen altas concentraciones de ingredientes activos, por lo que es importante tener en cuenta la cantidad que se está aplicando. Una cantidad de suero del tamaño de un chícharo debería ser suficiente, que, dependiendo de la consistencia del producto, puede ser equivalente a dos o tres gotas.

 

*Biutip: Como regla general, debes tener una fina capa de suero en la piel, lo suficiente para que no necesites frotar.

 

Crema de ojos

 

La cantidad requerida para aplicar en nuestros ojos es el equivalente a 1 piñón en cada ojo. Ahora bien, si tu crema para los ojos es más rica que humectante, debes aplicarla al final, pero si tu crema para ojos es tan ligera como un suero, debe aplicarse antes del humectante.

 

Hidratante

 

Todos los tipos de piel deben usar crema hidratante, incluso la grasa. Dicho esto, el tipo de fórmula que se utilice (así como la cantidad que se aplique) variará según tu tipo de piel. Comienza con una porción del tamaño de un arándano para cubrir tu rostro, cuello y pecho; la piel más seca puede necesitar un arándano más grande, mientras que la piel grasa puede necesitar una cantidad más pequeña. De cualquier manera, comienza con algo pequeño y rápidamente aprenderás cuánto necesitarás en tu piel.

 

Protector Solar

 

Definitivamente, esto debería aplicarse a diario para que podamos proteger la piel de los rayos UVA y UVB del sol, que pueden dañar la piel y causar signos prematuros de envejecimiento. Así que la cantidad del tamaño de una uva o bien lo equivalente al largo de tus dedos índice y medio es lo que debes utilizar para el rostro. la decisión de que medida usar dependerá de la marca que utilices. Y no olvides reaplicar cada 2 horas.

 

Foto crema baba caracol de my clean body

- Cantidades adecuadas para tu rutina

 

Cuéntanos, ¿cuánto aplicabas tu de cada producto?