El maquillaje, cuando se aplica correctamente, puede ayudarte a lucir mucho mejor y a resaltar aún más tu belleza. A veces cuando hablamos de maquillarnos no todas somos expertas y puede resultar estresante no saber cómo aplicarnos los productos o que aplicarnos. Debes de saber que sólo es cuestión de unos minutos extra por las mañanas para lograr un look que puede hacerte sentir más confiada y lista para enfrentar tu día.

 

Si no estás acostumbrada a maquillarte diario, no te preocupes, no es tan difícil como parece y para ayudarte un poco hemos reunido 10 consejos sencillos que pueden ayudarte a simplificar tu rutina de maquillaje. En este link puedes checar todos los productos de maquillaje que tenemos disponibles en Biutest de marcas mexicanas de belleza.

 

 

1. Prepara tu piel

 

Antes del maquillaje, debes de seguir una rutina de cuidado facial para que tu piel esté lista para el color. Recuerda que tu piel es una esponja; lo primero que debe absorber es tu crema, no tu base.

 

2. Primero los ojos

 

Todas cometemos errores y es mucho más fácil resolverlos si aún no tienes la base puesta. Maquíllate primero los ojos y después el resto de la cara, para que puedas corregir si te machas.

 

3. Elegir tu base de maquillaje

 

Siempre elige tu base de maquillaje de acuerdo al tono de tu cuello o rostro, no de tu brazo. Normalmente la piel de los brazos es un poco más obscura que la del rostro debido a la exposición al sol y si te guías de ellas no tendrás una buena referencia para tu tono de base.

 

4. La clave es difuminar (alias esconder)

 

Un buen difuminado es como esconder un color, la idea es que no debe verse dónde inicia uno y dónde termina el otro. Para saber cómo aplicar el tono más claro de sombra, cierra tu ojo e imagina que miras hacia el frente. En el lugar donde estaría tu iris, ahí va el tono más claro.

 

5. Adiós a las ojeras con naranja

 

 

Si tienes ojeras muy marcadas, utiliza maquillaje en tonos naranja en esa zona y luego aplica el corrector.

 

6. Polvo traslúcido en zonas específicas

 

 

El polvo translúcido puede ser tu mejor aliado, pero usalo en zonas específicas como la zona T para evitar que se te marquen arrugas. Si tu tipo de piel es grasa puedes utilizarlo en toda la cara pero no en exceso.

 

7. Sonrisa grande para el rubor

 

El rubor es lo último que debes ponerte. La tendencia actual es marcar la manzana que se forma en tus pómulos al sonreír.

 

8. Ahorra tiempo con el labial

 

El labial puede ser uno de los pasos más divertidos, combina los colores o texturas que tengas. Además si utilizas productos multiusos puedes ahorrar tiempo, aplicalos en los labios, mejillas e incluso como sombras.

 

9. Descubre las brochas a tu medida

 

Generalmente las brochas redondas son para difuminar, las planas son para pintar en un lugar específico. Lo importante es que descubras con cuáles trabajas mejor tú y las vayas adaptando a tu rutina, incluso puedes usar los dedos.

 

10. Rompe todas las reglas

 

Recuerda que en el maquillaje no hay reglas escritas y que al final del día tu eres la que decides, de vez en cuando rompe todas las reglas y diviértete, experimenta un poco con las herramientas y colores.

Checa que opinaron otras #biutesters sobre algunos productos de maquillaje y no olvides agregarlos a tu colecciones.