La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y normalmente ponemos más atención solo a una parte de ella. La piel de nuestro rostro es la que más atención recibe a comparación de la de nuestro cuerpo, pero es importante saber que toda nuestra piel necesita la misma atención. Aquí te dejamos una rutina fácil y rápida para que la piel de tu cuerpo se mantenga sana.

 

1. Limpiador

 

Es importante usar productos de cuidado de la piel que sean suaves para la rutina de limpieza. Si utilizas productos demasiado fuertes, tu piel puede volverse extremadamente seca. Recuerda enjuagar con agua tibia ya que el agua muy caliente puede generar efectos no deseados en tu piel.

 

 

Conoce más de limpiadores corporales aquí.

 

2. Exfoliación.

 

La exfoliación es increíblemente importante para nuestro cuerpo ya que nos ayuda a eliminar las células muertas, suciedad y otros residuos de la piel (además, es excelente para la circulación). Es recomendable comenzar con un tratamiento una vez por semana, aumentando gradualmente hasta 2 a 3 veces. Nuestra piel es sensible por naturaleza y es importante que no nos retrasemos en la exfoliación, especialmente si no estás acostumbrado. Es buena práctica comenzar con los pies y avanzar por el cuerpo haciéndolo en movimientos circulares.

 

 

Conoce más de exfoliantes corporales aquí.

 

3. Crema Hidratante

 

La crema hidratante es el arma secreta de tu piel. Si estás omitiendo la hidratación, ¡te estás perdiendo de mucho! Hidratar con los productos de belleza naturales adecuados puede dejar la piel protegida, suave, saludable y radiante.

 

No te olvides de tus pies y manos 💖

 

 

Conoce más de hidratantes corporales aquí.

 

4. Proteger la piel del sol

 

Para mantener la piel saludable, no salgas al sol sin protección. Aplica un protector solar con un SPF que esté adecuada para tu tipo de piel. De igual forma es recomendable no estar bajo el sol durante las horas del día con más calor.

 

 

Conoce más de protección solar para el cuerpo aquí.

 

***Como paso adicional antes de la limpieza de tu piel, puedes hacer el cepillado en seco. Este paso produce los mejores resultados a largo plazo por lo que te recomendamos que cepilles tu cuerpo todos los días antes del baño.

 

El cepillado en seco también ayuda a la integridad de nuestra piel desde el interior ya que es lo suficientemente suave como para estimular nuestra circulación para llevar oxígeno a nuestra piel, nuestros músculos, colágeno y masajear suavemente nuestro tejido conectivo para mantener nuestra piel con una apariencia tonificada.

 

Conoce más de cepillos corporales aquí.

 

A continuación te indicamos como hacer el cepillado en seco:

 

  • Comienza con movimientos mini-circulares en el pecho.
  • Luego sigue por la parte inferior de los pies, cepilla suavemente hacia arriba con un cepillo de fibra natural. Continúa con este movimiento de barrido hasta que hayas llegado a la cadera y luego comienza con el otro pie hacia arriba.
  • Una vez que hayas llegado a la cadera, cepilla suavemente con un movimiento circular en el abdomen y el pecho, suavemente ya que esta área del cuerpo es mucho más delicada.
  • No olvides de cepillar la parte posterior de tu cuerpo como los muslos y la espalda en movimiento ascendente.
  • Después pasa a tus manos, brazos y axilas. y ¡listo!

 

¿De que otras formas cuidas la piel de tu cuerpo?